ESQUINA
martes, 25 de agosto de 2020 a las 09:32 AM

El jueves pasado se inauguró la Central Híbrida Solar-Diesel en Paraje Malvinas

En el marco de las obras que lleva adelante la Secretaría de Energía de Corrientes, el jueves pasado junto con el gobernador Gustavo Valdés realizamos el corte de cintas de un proyecto que el Gobierno Provincial viene gestando hace tres años en el Paraje Malvinas, Esquina: brindar energía eléctrica a sus pobladores por medio de una Central Híbrida Solar - Diesel. Es la primera en la Argentina por sus características tecnológicas, convirtiendo al lugar en el “primer paraje sustentable”.

[ESQUINA]-

En el marco de las obras que lleva adelante la Secretaría de Energía de Corrientes, el jueves pasado junto con el gobernador Gustavo Valdés realizamos el corte de cintas de un proyecto que el Gobierno Provincial viene gestando hace tres años en el Paraje Malvinas, Esquina: brindar energía eléctrica a sus pobladores por medio de una Central Híbrida Solar - Diesel. Es la primera en la Argentina por sus características tecnológicas, convirtiendo al lugar en el “primer paraje sustentable”. La obra se pudo concretar con el indispensable aporte de una vecina que donó el terreno para montar esta planta de dos hectáreas y 1140 paneles.

“Agradezco a la señora Teresa Cometta que es la persona que donó el terreno donde se pudo asentar y realizar la construcción de esta central. La misma fue construida con fondos provinciales y así Malvinas pasa a ser el primer paraje sustentable de la provincia por tener un suministro de energía totalmente renovable y está completamente aislado de la red convencional de energía”, dijo el secretario de Energía, Arturo Busso en la inauguración.

La planta solar está ubicada sobre un camino vecinal que conecta a la ruta provincial N° 30 en el paraje Malvinas, distante a unos 26 kilómetros de la ciudad de Esquina. Francisco Alonso, perteneciente a la Dirección de Desarrollo de Energías Renovables y uno de los encargados de llevar adelante este proyecto explicó que “al evaluar el lugar donde instalar la central, observamos que ese terreno reunía todas las condiciones de suelo, de insolación, de humedad y geográficas, porque está cerca de los focos de consumo”.

“La central es un largo anhelo del paraje, que viene a dar energía a cien familias, cinco escuelas, al puesto sanitario y al puesto policial”, afirmó Busso en el acto. Además, “cuando le explicamos a la propietaria del terreno que es vecina del lugar, accedió a donar el mismo para que por primera vez los pobladores tengan energía eléctrica de red”. Para citar un ejemplo de cómo era antes la vida en el lugar, la escuela agraria que funciona contigua a la planta hacía funcionar con gas su heladera y el suministro eléctrico lo daba un grupo electrógeno con grandes consumos de combustible y mantenimiento asociados.

“Básicamente, lo que se está haciendo acá es tomar la energía del sol, acumularlas en baterías, distribuirla mediante una red de distribución y bajarla a cada usuario a lo largo de todo el paraje y tiene como apoyo un grupo electrógeno, lo cual permite una alimentación las 24 horas del día, todos los días de la semana”, dijo Busso al inaugurar la planta en el acto presidido por el Gobernador Gustavo Valdes, quien remarcó en la ocasión que “avanzar en energías renovables es fundamental”, justificando así la inversión de unos 2 millones de dólares para “tener energía limpia”, en una zona donde la red convencional no llega.

Por otro lado, esta central es la primera planta solar del país con almacenamiento de energía mediante baterías de iones de litio. La misma comenzó a gestarse a fines de 2017 entrando en fase de pruebas a fines del 2018. El campo de colectores cuenta con 1140 paneles solares con dos seguidores independientes que permiten el seguimiento al sol de este a oeste en su trayectoria a lo largo del día.

Cada panel tiene una potencia pico de 325 watts y en total la planta representa alrededor de 300 kilowatts de generación fotovoltaica. La planta en realidad es híbrida porque cuenta además con un grupo electrógeno diesel de 160 kilovatios, mientras que el banco de baterías de iones de litio tienen una capacidad de 450 kilowatts-hora.

Así, los paneles solares primeramente cargan las baterías y luego distribuyen a la red. “Los pobladores primero consumen la energía que generan los paneles, luego lo que está almacenado en las baterías y por último, la generación diésel, en caso de emergencia”. Cabe destacar que las baterías alcanzan a proveer energía hasta cinco días nublados de seguidos.

Monitoreo a distancia y sistema prepago

La central cuenta con un sistema de monitoreo y comando “desde cualquier parte del mundo” con un sistema de vigilancia con cámaras y conectividad a internet y su propia estación meteorológica. “En el lugar sólo hay un sereno”.

Más leídos